Servicios -> Repar: Registro Provincial de Armas

REQUISITOS PARA LA TENENCIA, PORTACIÓN Y PRÉSTAMOS DE ARMAS DE FUEGO.

       POLICÍAS
       CIVILES
   

Credencial Legítimo Usuario

Certificado de Reincidencia

CIVIL

CONDICIONAL

Constancia de Medios Lícitos de Vida

Formulario 01A

Formulario 01

Informe Psicofísico

Certificación de revista y fotocopia de credencial policial (ambos casos) Idoneidad en el manejo de armas (mediante formulario certificado por instructor de tiro habilitado. Debe llevarse a cabo en Polígono Habilitado)

   Tenencia

 

CIVIL

CONDICIONAL

 
Formulario AB Formulario 02  
Factura original de compra certificación de factura.  

  Portación Condicional

 
Formulario 04
Certificación de Revista
 


Consideraciones sobre las consultas más frecuentes a la hora de registrar armas de fuego.
TENENCIA
La tenencia de armas de fuego está explicitada en el artículo 57° del Anexo I al Decreto 395/75, Reglamentario de la Ley Nacional de Armas y Explosivos N° 20.429 que al referirse a la tenencia de un arma de fuego, indica que ese instrumento legal habilita al legítimo usuario a mantener el arma en su poder, usarla con fines lícitos, transportarla, adiestrarse y practicar en polígonos autorizados, adquirir y mantener munición para la misma, repararla o hacerla reparar, adquirir piezas sueltas, repuestos, accesorios, adquirir elementos para la recarga autorizada de la munición, recargar munición, entrar y salir del país transportando el material autorizado. 

La autorización de tenencia de un arma de fuego implica para el legítimo usuario la posibilidad de su transporte. Para entender claramente este concepto es necesario acceder al Inciso 21 del artículo 3° del Anexo I al Decreto 395/75, que define concretamente el transporte de armas como la acción de trasladar una o más armas de fuego descargadas. Por otra parte el mismo texto impone en su artículo 125, ciertas condiciones para el transporte de armas de fuego: que el mismo deberá efectuarse siempre por separado de sus municiones y dentro de la mayor reserva, disimulando en lo posible la naturaleza de los materiales transportados. 

El transporte de un arma debe efectuarse separada la misma de sus municiones, depositadas en sus cajas o estuches, disimulando su contenido. No deben transportarse adosadas al cuerpo (en pistoleras o sobaqueras) y obviamente, deberán estar acompañadas por la documentación correspondiente (la credencial de legítimo usuario vigente, credencial de tenencia y el documento personal de identidad).

 

PORTACIÓN

La portación de un arma de fuego, por el contrario, consiste en disponer, en un lugar público o de acceso público, de un arma de fuego cargada y en condiciones inmediatas de uso. La portación es de carácter eminentemente restrictivo, solo justificada frente a un riesgo cierto, grave, actual e inminente o por la función o cargo desempeñado como por ejemplo las policías, custodios de valores, etc.

 

PRÉSTAMO DE ARMAS DE FUEGO

Otra pregunta frecuente es la referida al préstamo de armas entre legítimos usuarios. Cabe señalar que el artículo 62°, segundo párrafo del Anexo I al Decreto 395/75, Reglamentario de la Ley Nacional de Armas y Explosivos N° 20.429, prevé que cuando el tenedor no fuere propietario del arma de guerra que obra en su poder, se le exigirá que exhiba, además de la credencial del arma, su propia credencial que lo acredita como legítimo usuario. Es decir, la normativa vigente autoriza el préstamo de armas, sujeto a los recaudos expresados, esto es, que se trate de legítimos usuarios, debiendo el tenedor no propietario, contar en su poder con la credencial de tenencia del arma